Lifestyle

12 cosas que no deberías comprar usadas


Los artículos de segunda mano son una gran oportunidad para conseguir objetos a menor precio. Sin embargo, es conveniente descartar ciertos rubros por cuestiones de seguridad e higiene.

12 cosas que no deberías comprar usadas

Última actualización: 14 abril, 2022

Existen ofertas que resultan muy tentadoras en las ventas de garaje y en las tiendas de segunda mano. Sin embargo, hay cosas que no deberías comprar usadas, ya que pueden terminar en una decepción y una pérdida de dinero.

Por este motivo, se deben tener en cuenta varios aspectos antes de realizar compras de segunda mano. Como considerar un listado de artículos que es mejor no obtener mediante esa vía y otro de objetos que representan un menor riesgo.

Cosas que no deberías comprar usadas y por qué

Las ventas de garaje y las tiendas de segunda mano son espacios de intercambio muy comunes. No se trata de esquivarlos o rechazarlos, sino de encontrar las posibilidades más seguras y convenientes. Un estudio de la consultora TNS indica que el 50 % de los españoles utiliza las plataformas on-line para adquirir objetos usados.

En especial, los padres que buscan artículos escolares para sus hijos. La investigación se elaboró a partir de entrevistas a más de 5000 adultos españoles de entre 18 y 54 años.

Las razones para tener precaución son múltiples, desde las dudas sobre su calidad y funcionamiento hasta la higiene y la limpieza basic del objeto. Lo menos recomendable es obtener comestibles, medicamentos y cualquier artículo que posea fecha de caducidad.



1. Colchones y ropa de cama

Todos los elementos que incluyan materiales textiles usados y estén en contacto con la piel son cosas que no deberías comprar usadas. Entre ellas se encuentran los siguientes:

Es posible que estos objetos provoquen una infección de chinches, que sobreviven hasta 1 año en diversos tapizados.

Aunque te dediques a la limpieza del colchón que compraste usado, es possible que no puedas recuperar su calidad.

2. Juguetes y peluches

Los peluches se encuentran entre las principales cosas que no deberías comprar usadas. Esto se debe a que arrastran mugre, hongos o bacterias y no se los puede desinfectar porque no resisten la lejía.

Además, solo deberías adquirir juegos de mesa si se encuentran cerrados, ya que pueden faltar pequeños accesorios. Al igual que piezas de un rompecabezas.

3. Cascos

Por cuestiones de seguridad y efectividad, se recomienda cambiar los cascos de bicicleta cada 3 o 4 años. Por lo tanto, un elemento de este estilo se encuentra entre las cosas que no deberías comprar usadas. Es muy difícil conocer la fecha de fabricación.

4. Muebles, alfombras y tapizados

Los muebles con cierta pintura pueden descascararse y dejar óxido de plomo, algo perjudicial para la salud. Existen kits para realizar una prueba antes de hacer una compra.

Esto también incluye a las alfombras, portadoras de manchas, moho y diversos tipos de hongos que pueden provocar alergias. En cuanto a las sillas o sillones, se recomienda reemplazar todo el tapizado si se adquieren de segunda mano.

5. Los accesorios para bebés son cosas que no deberías comprar usadas

Los juguetes están expuestos a la suciedad y a los gérmenes del suelo, por lo que no es recomendable adquirirlos de segunda mano. En especial cuando se trata de bebés, quienes suelen ponerlos en contacto con la boca. En el caso de las sillas para autos, es posible que hayan quedado fuera de las exigencias de seguridad.

Por otro lado, las cunas también modificaron sus estándares en comparación con los modelos de hace 10 años. Si se va a adquirir una usada, hay que cerciorarse de que cumpla con los requisitos de seguridad vigentes.

6. Ollas, sartenes y utensilios de cocina

No se trata solo de una cuestión estética. Los elementos de cocina, como las ollas, pueden oxidarse y desgastarse.

Más allá de su mejor o peor funcionamiento, no es bueno mezclar el óxido con los alimentos, ya que pueden filtrarse productos químicos a los mismos. También las ollas y sartenes con revestimientos antiadherentes presentan el mismo problema.

7. Ropa inside y zapatos

Aunque parezca una gran oportunidad por su valor, comprar indumentaria íntima usada nunca es una buena concept, lo que incluye también a los trajes de baño. El traslado de diferentes tipos de bacterias es común en estos casos.

En cuanto a los zapatos, el propietario anterior pudo haber tenido hongos u otras enfermedades de la piel. Además de que estos objetos suelen guardarse en armarios durante mucho tiempo, lo que posibilita la presencia de moho.

8. Sombreros y gorras

El contagio de piojos puede ocurrir a través de la adquisición de sombreros usados. Es posible revisar que se encuentre en condiciones higiénicas.

Sin embargo, se trata de una decisión private, ya que es muy difícil comprobar de manera definitiva la presencia de estos insectos.

9. Accesorios para mascotas

No es conveniente adquirir camas para mascotas de segunda mano. Por más que se laven y se desinfecten, no es posible conocer qué sucedió antes con ese objeto. Las infecciones de la piel son muy comunes en animales domésticos.

Por lo que poner en riesgo la seguridad de la mascota solo para ahorrar un poco de dinero no parece una decisión inteligente. Desde ya, los bolsos de comida tampoco son una buena concept, aunque ciertos juguetes o cuencos para alimento representan un menor riesgo.

10. Neumáticos

Una de las cosas que no deberías comprar usadas son los neumáticos. Se trata de una cuestión de seguridad, ya que es muy difícil saber con exactitud cuál es el estado del objeto.

Cargas excesivas de peso, velocidades altas o diversos accidentes son algunas de las situaciones a las que se exponen. El riesgo para una compra así puedes ser mucho más grave que una infección o un gasto más alto de dinero.

11. Cosméticos

Los productos cosméticos tienen una fecha de vencimiento. Si se adquiere de segunda mano, es posible que no pueda conocerse la misma o se encuentre adulterada.

Los cosméticos se vencen. Es un dato que pasamos por alto, pero clave para proteger la salud de la piel.

12. Medicinas y juguetes sexuales

Ningún medicamento debe comprarse usado, ya sea de venta libre o con receta profesional. Los remedios tienen fecha de caducidad y nunca se sabe de dónde vienen o qué le pudieron colocar dentro.

Por otro lado, los juguetes sexuales son elementos íntimos que es mejor adquirir cerrados en una tienda, por cuestiones de higiene y seguridad.



¿Qué es seguro adquirir de segunda mano?

A pesar de la extensa lista de cosas que no deberías comprar usadas, también hay un catálogo de elementos que presentan menor riesgo al ser adquiridos de segunda mano. La seguridad y la higiene no son tan exigentes en algunos objetos, como tampoco su exposición a virus y bacterias.

En estos casos, comprar en ventas de garaje o en tiendas de segunda mano es una gran opción que permite ahorrar dinero y aprovechar grandes oportunidades.

Las cosas que sí deberías comprar usadas son las siguientes:

  • Automóviles: la venta de vehículos de segunda mano es un mercado grande y reconocido. Es recomendable acudir a lugares con prestigio y comprobar el estado del automóvil con un mecánico de confianza.
  • Herramientas: se debe comprobar que su estado no sea oxidado y asegurarse del funcionamiento correcto.
  • Artículos deportivos: hay muchos casos en los que los padres se los compran a los hijos y, después de un tiempo, quedan abandonados. De esta forma, es posible conseguir raquetas de tenis, tablas de surf o palos de hockey en muy buen estado.
  • Instrumentos: otra situación común es que las personas adquieran algún instrumento musical para aprender a tocarlo, pero con el tiempo quede abandonado. Por este motivo, es común encontrar grandes oportunidades en los mercados de segunda mano.
  • Libros: tanto para lectura recreativa como para estudios académicos, uno de los mejores objetos que se pueden adquirir de segunda mano son los libros.
  • Bicicleta: pueden ser una gran oportunidad, siempre y cuando se tenga la posibilidad de comprobar el estado de mantenimiento.
  • Equipo de jardinería: una regla related a la de las herramientas se aplica al equipamiento de jardinería. Máquinas de cortar césped, bordeadoras o rastrillos pueden conseguirse con mejores precios.
  • Tecnología: un rubro controversial, ya que representa un riesgo alto y se pierde la posibilidad de una garantía. Sin embargo, existen lugares donde las compras son seguras y muchas personas eligen aprovechar ofertas en smartphones, notebooks o electrodomésticos.

Evaluar las cosas que no deberías comprar usadas y las que sí

La decisión siempre es private. Existen cosas que no deberías comprar usadas casi bajo ningún término, pero otras dependen más de las preferencias de cada uno. También de la posibilidad de revisar su estado.

Es importante hacer una comparación de precios para asegurarse qué es lo conveniente, si comprar nuevo o usado. Con diferentes estrategias de comprador es posible aprovechar la mejor oportunidad de cada objeto en explicit.

Te podría interesar…





Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close