Business

Comensales no dejan propina y mesera termina llorando en redes



  • Mesera llora porque no recibió propina de comensal y caso se hace viral.

  • “Me jodí con los demás, me olvidé de las otras mesas, contó la mesera por medio de redes sociales.

  • El hecho ocurrió en Puerto Rico, donde, aparentemente, la propina es opcional.

 

En Instagram, se ha hecho viral el caso de una mesera que, tras no recibir propina del comensal, compartió su historia rompiendo en llanto.

La historia ocurrió en Puerto Rico, pero el pulso digital se ha encargado de hacerla viral, sobre todo, por la manera en la que se muestra afectada dicha mesera, quien, supuestamente, responde al nombre de Joyce Ferrer.

Como bien es sabido, el escenario de las redes sociales, hoy, es inmejorable, tal como lo demuestra un reciente estudio que indica que hay 4.9 mil millones de internautas en todo el mundo, los cuales, a su vez, están registrados, al menos, en una red social.

En ese sentido, no olvidemos que vivimos en una era donde el término “viralización” es parte nuestra vida cotidiana y del lenguaje de las nuevas generaciones que, cada vez más, se adentran al pulso digital.

El caso de Joyce Ferrer, una mujer que trabaja como mesera en un restaurante en Puerto Rico, es un ejemplo de cómo funciona, hoy en día, la comunidad digital.

Por medio de redes sociales, Ferrer decidió compartir la historia de un comensal que no dejó propina, pero lo que llamó la atención fue que la mujer relató el hecho mientras no paraba de llorar.

“Yo sé que a mí nadie me obliga a ser mesera. Tanta mierda que está pasando ahora, que están pagando una miseria”, comienza diciendo la mujer.

“Lo que me molesta son los clientes, mira cómo me ponen. Yo no puedo creer que me jodí con una mesa. Los traté súper bien, súper amables ellos, y la cosa es que se quejaron de que el arroz estaba frío –y lo cambié –. Lo hice porque a mí no me gusta estar comiendo y que haya problemas en la mesa”, añadió.

“La persona me pide la cuenta, se la cobró mi hermana y no puedo creer que el ticket era de 100 y no me dejaron ni un puto dólar.

Me jodí con los demás, me olvidé de las otras mesas con tal que todo saliera bien con ellos, y ¿para qué? Para que me hicieran eso. Ellos no piensan, la gente no entiende que la comida no la hago yo, sino la gente en la cocina y sin nosotros, el mesero, nadie te sirve el plato de comida, el cocinero no te lo va a llevar.

A mí no me jode la propina, sino que todo lo que hice para que ellos salieran contentos, y salieron contentos, pero ni me agradecieron ni con propina ni con palabras”, relató, llorando, la mesera.

Hace unos meses, un caso similar ocurrió en México, el cual, tal como sucedió con Joyce Ferrer, se hizo viral por la forma en que lo contó el mesero.

En aquella ocasión, la queja se centró en el hecho de que, de una cuenta de 10 mil pesos, los comensales dejaron de propina 100 pesos:

Cuando veo, habían dejado cien pinches pesos por todo el servicio. Rápidamente (y bastante molesto) le comento que lo mínimo que se recomienda dejar es el 10 por ciento, a lo que me responde: ‘Discúlpame a mí, pero mil pesos de propina es demasiado, te estoy dejando lo justo para mí’. Le brindamos un servicio excelente, nos aseguramos de cambiarle todos los detalles que querían en sus platillos y hasta aguantarnos que nos chiflara para hablarnos“, relató el mesero.

En México, cuando uno va a comer a un restaurante, lo común es que los meseros reciban el 10 por ciento de propina, proporcional al monto final de la cuenta a pagar; sin embargo, en Puerto Rico la propina es opcional y se deja a consideración del cliente y se ofrece entre el 15 y el 20 por ciento.

 

 

Ahora lee:





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.