Business

sin fecha aún para el peso digital


 

El Banco de México, al igual que la Reserva Federal (Fed) y todos los bancos centrales, trabajan en el diseño y lanzamiento de una moneda virtual que permita aprovechar las ventajas que sí tienen las criptomonedas como medio de pago digital, pero sin los riesgos que implican hoy las monedas virtuales, que en las últimas semanas van en caída libre y están sujetas a una fuerte especulación.

La gran diferencia con las divisas digitales es que estarán avaladas por los bancos centrales. De hecho, no es una nueva divisa, sino, en el caso de México, es el mismo peso y lo que realmente es digital es su esquema operativo.

Entre los países más avanzados en el lanzamiento de monedas digitales están China, Nigeria y Suecia, que, a diferencia de México, tiene la ventaja de que sólo el 10% de sus transacciones en el sistema financiero se realizan en efectivo.

Entre los riesgos que analizan los bancos centrales a nivel internacional está el de la desintermediación, porque, entre las ventajas de las criptomonedas, está que se pueden realizar transferencias en tiempo real, 24 x 7, en cualquier lugar del mundo, sin necesidad de tener una cuenta bancaria ni pasar a través del SPEI o de sistemas de pagos internacionales.

Es un esquema que nos permitirá a todos tener acceso a enviar y recibir pagos electrónicos, inmediatos, sin comisiones y, lo más importante, que, a diferencia de las criptomonedas, el peso digital tendría seguridad y transparencia en cada operación.

Aún no hay una fecha para el lanzamiento porque, como se comprenderá, hay varios aspectos en los que se trabaja al mismo tiempo: jurídicos, regulatorios y operativos. De hecho, entre los objetivos que el Banxico expone en su Estrategia de Pagos y que se puede consultar por internet, está que no se distorsionen las decisiones económicas o financieras de los individuos.

 

EL TEMOR DE UNA RECESIÓN TUMBA MERCADOS

Después de un rally que registraron los mercados tras el anuncio de la Fed de subir 75 puntos base las tasas de interés en Estados Unidos, ayer revirtieron la tendencia ante el temor de una recesión, aunque Jerome Powell, presidente de la Fed, aseguró que frenarían la inflación con mayores alzas en tasas, no mayores a 75 puntos base y evitando una recesión.

El Dow Jones perdió 741.46 puntos, al cerrar por abajo de los 30,000 puntos, una caída de 2.4%, mientras que el Nasdaq cayó 4.08% o 453.05 puntos. El dólar también bajó a nivel internacional y en México el dólar interbancario cerró en 20.42 pesos y, desde luego, también bajaron tanto la BMV, que perdió 1.63% y cerró en 47,558 unidades, y Biva, que descendió 1.61% y cerró en 984.06 puntos.

 

¿SUBIRÁN TASAS EN MÉXICO HASTA 9.5 POR CIENTO?

Desde luego, es una mala noticia que la Fed haya bajado también su meta de crecimiento del PIB a 1.7% este año y, de confirmarse una recesión en 2023, las expectativas de la economía mexicana seguirán ajustándose a la baja y se mantendrán al alza las tasas de interés.

Un análisis de BofA anticipa, al respecto, que las tasas en México cerrarán este año en 9.5%, anticipando no sólo un incremento de 75 puntos base el próximo jueves, sino, también, en la reunión de política monetaria de agosto.

 





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.